Friday, August 15, 2008

Prohibiciones Oficiales. Deffer... a los Paralímpicos.


Como atleta ciego, sordo y mudo debería participar en los Juegos Paralímpicos de Beijing en Septiembre

Gervasio Deffer, medallista olímpico español es uno de los chicos del dedito en la ceja, de los integrantes de la Platamorfa de amigos de Zapatero, los mamporreros subvencionados de ZP. Este chico, tan preocupado por los derechos sociales, no parece tan solidario cuando faltan los más importantes. Esta ya no es su guerra, claro. Silencio absoluto cuando aquí si que tiene motivos para piarlas ... En caso de que estuviese despistado o se hubiese fumado uno de sus "relajantes musculares" le voy a echar una manita:
La Guía Oficial del Espectador, elaborada por el Comité Olímpico Chino, tiene un apartado que provoca indignación en cualquier persona normal. Toda una declaración de principios que no inmuta a nuestro atleta. Son las prohibiciones... Ampliación párrafo ¡ Manda huevos ! ( Trillo dixit )
La prohibición de dar publicidad o aviso (pancartas, carteles... etc.) a temas como territorio, derechos humanos, derechos de los animales... es infame. Nada de lo que digan todos los comités olímpicos del mundo me pueden convencer de que China ha avanzado en libertades. Aquí no se habla de lo que molesta y... ¡ punto !
Por decir, dicen hasta lo que pueden medir los carteles. Nada de logos en la ropa que puedan parecer publicidad ( la mitad de las camisetas no pasan el corte )

Gervasio silencioso... ¿ Y este es el que iba a ser abanderado español y no lo ha sido porque tenía que madrugar ? Un abanderado debe ser un ejemplo y no es motivo de ejemplo ser sancionado por consumo de drogas (cannabis, marihuana) Es exactamente lo contrario a lo que un deportista de verdad debe representar, un tipo sano.
Al que me vaya a pontificar con algo tipo: " no mezclemos deporte y política " además de decirle que defender los derechos humanos nada tiene que ver con las política le voy a refrescar la memoria... ¿ Con qué subtítulo, leyenda, apareció Gervasio en el vídeo de la cejita, el de PAZ ? Se lo recordaré...
En el vídeo de los mamporreros subvencionados se vende como Campeón Olímpico . Eso es exactamente mezclar política con deporte. Si tan activo estuvo gritando sus ideas políticas y su defensa de las causas justas que no se extrañe si al recular se lo recuerdan.
No veo su nombre entre los atletas firmantes de la carta al presidente chino pidiendo respeto a los derechos humanos y libertad de expresión. Pero, claro, es que a Deferr, China, los derechos humanos en China, es algo que le resbala. Lo mismo que a mí sus medallas y títulos... me la refanfinflan.



14 comments:

Anonymous said...

¡Muy bueno! Lo que me he reído.

H said...

Genial.

Anonymous said...

hay que risa ja ja ja, joder que panda de subnormales hay por estos lares, no podeis soportar a zp, pero ese es vuestro problema, y lo mas gracioso es que os queda todabia unos añitos que aguantar, tener cuidado que el odio es el peor corrosivo para vuestra salud gilipoyas.

Caco said...

Anonymous, analfabeto. Aprende a escribir o pide ayuda a tus padres... y a tu madre ( Ay, paleto. Todavía, zoquete... )
Ya puedes volver a lo que estabas haciendo: dar tirones o espabilar carteras. Algo de ese estilo...

Caco said...

Estoy esperando a que respondas a lo del avión derribado...)

Anonymous said...

a que avion te refieres, no sera el que trillo contrato, ese de tanta calidad, ese que murieron varios militares españoles.

Anonymous said...

y tu que criticas tanto a china, porque no criticas a otros paises que se dedican a invadir solo por la riqueza del invadido, porque no te preguntas que derechos tienen las personas de irak que estan siendo masacradas dia a dia solo porque a bush se le antojo decir que tenian armas de destruccion masiva, es que bush aznar y blair no tienen ningun delito con hacer esto, la justicia como esta archidemostrado no es para todos iguales.

Beau Brummell said...

Me gusta este blog, sí, tiene…cierta clase. Es una lástima, sin embargo, que algunos comentarios desmerezcan el esfuerzo de sus autores. Los Juegos Olímpicos me son indiferentes, nada me repugna más que observar gente sudorosa (los elegantes transpiran), que muestra impúdicamente sus axilas (algunas sin depilar, ¡qué horror!), que se consuela o celebra sus proletarios triunfos con cachetes en las nalgas (¿versión soft- olímpica del bondage?), y que lo hace, además, en un país que no es famoso por su amor a la higiene y al cuidado personal: nunca he visto tanto gargajo, pollo, flema o escupitajo, como en el suelo de cualquier ciudad china; ¡menuda manera de “expresar” lo que todos llevamos dentro!, ¿podríamos denominarlo sinceridad bronquial?
No obstante, más ofensivo que un esputo asceta es el comentario de anónimo 9:36: ¡nunca presencié tamaña ofensa al idioma!, por un momento dudé sobre si su autor era español o pretendía mostrarnos sus progresos con el esperanto, que adquirió, además, en una escuela nocturna de adultos del extrarradio: me temo que no hará carrera en la vida, aunque “la carrera” puede ser que sí. Semejante prosa puede utilizarse con dos objetivos: aniquilar al lector o iniciar una campaña de desmotivación de la lectura. Supongo que los acentos y ese extraño baile de la puntuación obedecen al período agosteño en el que nos encontramos, ya que unos (los acentos) están de vacaciones y los otros (signos de puntuación) celebran mediante un baile populachero, y vulgar además, la fiesta del pueblo. Nada hay más grato que iluminar una mente cegada por la incultura; procedamos, aunque debo advertirles que deberán aguantar las arcadas.
“hay que risa”. Desde la cornada que sufrió Paquirri, no había visto nada parecido. Cateto amigo, observe: “Ay, ¡qué risa!” ¿Percibe las diferencias? Sí, ya sabe, como en esos juegos de los periódicos. ¡Más madera!, aunque me salto el “ja ja ja” porque no puedo rebajarme tanto.
“joder que panda de subnormales hay por estos lares”. Es evidente, iletrado amigo, su comentario es la mejor muestra; pero no se preocupe: con un buen profesor, un libro de gramática y un manual de ortografía puede solucionarse. No será fácil, lo sé, pero debe intentarse. Fíjese, estimado bobo: “¡joder, qué panda de subnormales hay por estos lares!”. Antes de proseguir, me gustaría hacerle una pregunta: ¿Luce usted calcetines blancos?; sospecho que sí. Eso dificulta las cosas porque semejante atentado cromático al buen gusto es señal de la cuna de procedencia. Olvidaré el consejo de mi abuela —“todavía hay clases, por fortuna”— y le dedicaré a usted algo más de mi valioso tiempo.
“ no podeis soportar a zp, pero ese es vuestro problema, y lo mas gracioso es que os queda todabia unos añitos que aguantar, tener cuidado que el odio es el peor corrosivo para vuestra salud gilipoyas”.
Después de leer algo así, debo admitir que su prosa siempre es una garantía; de analfabetismo e idiocia, claro está. Querido palurdo, el uso de un idioma condiciona el pensamiento y enriquece nuestra mente, podríamos decir que abre una atmósfera nueva y nos permite expresar nuestras ideas con una precisión lógica. Sé que usted no entenderá nada de todo lo que yo escriba, por lo que debo esforzarme en tratarle con el mimo que requiere cualquier deficiente mental. “Pero” es una conjunción adversativa que usted utiliza con la misma alegría con la que un simio se masturba en la jaula del zoo; preste atención, gañán: “No podéis (¿se percata del acento?) soportar a ZP (un acrónimo debe escribirse con mayúsculas), ése ( debe acentuarse porque se convierte en pronombre demostrativo y señala lo que usted, “ilustre” analfabeto, acaba de mencionar) es vuestro problema”.
Permítame que tome aire, excelentísimo garrulo: la incultura siempre sofoca. Prosigamos. Es innecesaria la “y”; se trata de una conjunción copulativa, ¿qué frases pretende usted unir?, ¿qué énfasis pretende imprimir a la expresión?, ¿dónde percibe usted una cláusula en concepto afirmativo?
Pensé que en esta vida había visto de todo, pero ese “todabia” amplió mis horizontes hasta límites que ni Cristóbal Colón imaginó. Lo peor es que el “todabia” está precedido por un doliente “os queda” y rematado con un bajonazo lingüístico que ni un torero manco y ciego propinaría: “unos añitos que aguantar”. Estimado cebollino, le sugiero que mientras “tunean” su coche alguien le explique la necesidad de que entre sujeto y verbo debe existir concordancia; le señalo un ejemplo: “Tú eres idiota; tus padres son idiotas”. ¿Percibe la diferencia? Supongo que no, porque nuestros ojos siempre tienen predilección por lo que les resulta familiar y conocido: la idiotez, en su caso.
En ese extraño potaje de incultura al que usted no invita, queridos piernas, añade una expresión digna de Azarías, el personaje de Miguel Delibes: “tener”. Tonto a las tres, el imperativo del verbo “tener” termina con la letra “d”; ya sabe: la que está situada entre la “c” y la “e”; si necesita una brújula o un bastón blanco para encontrarla, dígamelo, querido lerdo.
Asimismo, antes del “que” debe colocar una coma, ya que al enunciar la consecuencia de lo que usted antes ha dicho se convierte en una conjunción ilativa. No se preocupe, estimado borrico, es normal lo que le ocurre. Tome aire, coloque la cabeza entre las rodillas y no fume tantos porros. Ya para finalizar, debo decirle que el vocativo siempre se separa mediante las comas; fíjese: “Eres un deficiente mental, anónimo 9:36”.
Es un ejemplo, nunca pensaría eso de usted. Un mal escritor siempre añade un mensaje final en sus novelas, algo que para mí es señal de que antes no hizo bien su trabajo, porque si después de 300 páginas de trama debe añadir el colofón… Ello me indica que ese “gilipoyas” con el usted finaliza es, en realidad, su firma, el mensaje final que nos demuestra su incapacidad para expresarse correctamente en su propio idioma y su amor por ZP: todos los políticos tienen los votantes que más se parecen a ellos.
Me gusta este blog: tiene una cierta clase. ¿Admiten reservas?

Caco said...

Beau Brummell: grandioso comentario. La alusión a sus escayolas, calcetines blancos, le ha mandado directamente a terapia.
Sobre lo de correr... mi padre decía que los hombres elegantes, no es que no corran, es que ni siquiera andan rápido. A lo que añado ¿ por qué correr si no te persigue nadie ?

Anonymous said...

estoy tenblando, pero dedusco por el largo comentario de brummell que os an escocido los mios, estabais peloteandose entre vosotros, que si que bien que si que risa, vais a llegar al orgasmo con tanta complasencia, y en cuanto llega alguien que os pone un poquito las cosas claras todos en cadena a la yugular, pero no ofende el que quiere si no el que puede, os suena esa frase a ustedes que sois tan cultos, y miren que preocupado estoy que me descojono de risa con tanto fantasma suelto, que a lo mejor no a dado un palo al agua en su vida mantenidos por papa asta los cuarenta, y se dedican aqui a presumir de elegancia bla bla bla, lo que dije cuatro gilipoyas en potencia, ah brummell me criticas por decir gilipoyas, para luego decirme una larga tira de abjetivos mucho peores que el mio, en que quedamos hombre culto, vomos asi es como te calificas tu, otra frase para ti dime de lo que presumes y te dire de lo que careces te suena tonto del ano.

Beau Brummell said...

Estimado garrulo, no es esfuerce más: ya quedó claro su nivel cultural con el primer escrito— sí, supongo que puedo llamarlo así— que colocó en este blog, ¿para qué redondear tan “buena faena”? Una prosa como la suya (intuyo que la prosodia debe estar al mismo nivel) escuece, es cierto; pero nunca a los ojos…¡ a nuestros intelectos!, porque el mensaje, si es que lo hubiera, se nos muestra como un trabajo de criptografía de difícil comprensión. De la misma manera, sospecho que sus posibilidades de entendimiento son magras, muy magras; diría que famélicas y una demostración de su baja estofa, parca cultura y proletario linaje. ¿Se crió usted en un orfanato, cebollino?, ¿cumple una larga condena o ya le concedieron el tercer grado, memo?
Nunca tuve una vocación pedagógica en la vida, querido tocho, a pesar de ello intenté iluminar esa fúnebre inteligencia que con impúdico frenesí se empecina en pasear por nuestro mundo. Sin embargo, su último comentario…no sé…¡debe cogerse con pinzas y guantes quirúrgicos!: mejor dejarlo. En las muchas horas que sin duda alguna pasa usted en la puerta de una oficina del INEM debería llevarse algún libro, revista incluso, o si me apura un diario deportivo, para comprender el código— sin duda alguna extraño para usted— que rige la formación de palabras, oraciones e incluso sílabas; éste último punto no guarda relación con el verbo “silbar”. Hágame caso, estimado lila, y comprobará cómo su vida gana en calidad, aunque es posible que su círculo familiar le mire con preocupación al considerar que está ante un alienado.
No me agradezca que le conteste, estimado tarado, soy una persona amante de los animales y creo que determinadas especies, a pesar de su evidente inutilidad, deben preservarse. Asimismo poseo una exacerbada conciencia social, que me ha llevado a crear dos plataformas ciudadanas: una exige la creación de carriles en las autopistas para la circulación de coches cuyo precio franco-fábrica supere los 100.000 euros y la otra persigue la construcción de puertos deportivos; es más, el eslogan lo cree yo: “Puertos marítimos sí, por favor!”. Aunque usted no lo crea, velo por sus intereses, porque seguramente podrá encontrar trabajo en un club marítimo: friegaplatos, barrendero o cuestiones que están en consonancia con su “vasto” y basto currículo; caramba, ¡es usted el rey de (los) bastos!
Sospecho que en el ambiente con olor a refrito, ajo cabañil, despojos y carne de cerdo de tercera categoría (no me refiero a usted, no me malinterprete) en el que usted se crió la educación fue un tema tan poco cotidiano como la higiene personal. Es por ello que usted no entiende la inconveniencia de entrar en un blog al grito de “vaya panda de subnormales” y después pedir respeto; ¿no le parece, gañán? Consúltelo con sus compañeros de módulo o las personas que le atienden en el lugar en el que recoge su dosis de metadona: se sorprenderá del sentido común que algunos demuestran. Si usted me lo permite, querido aldeano, no entraré en cuestiones que afectan al nivel económico de cada uno, no; ya que sobre el dinero sólo existen dos cuestiones a tratar: se tiene o se carece de él. Todo lo demás es propio del lumpen- proletariado (ahora denominados “mileuristas”) al que usted, sin duda alguna, aspira a pertenecer: me temo que nunca lo alcanzará, estimado panoli.
Me alegro de haberle proporcionado estos pequeños momentos de gloria y le deseo que adquiera la técnica imprescindible para que los coches que usted secará a la salida del túnel de lavado queden inmaculados: cada uno está en este mundo para algo; lo siento, yo no soy el que reparte los papeles.
S. affmo. (no tema no es una enfermedad)

Beau Brummell.

Anonymous said...

Me gustó este blog mientras se limitaba a informar sobre los atropellos que se cometen en China mientras el resto del mundo hace como que no ve. Digo "me gustó" porque ya veo que el facherío no puede aguantarse y siempre tiene que aparecer aunque no venga a cuento.

Creo que si los dirigentes de los países se han hecho el loco los deportistas deberían haber dado un paso adelante como sucedió en Méjico dejando así en evidencia a nuestros dirigentes.

Porque NO VALE protestar aquí y callar allí.

Me alergré cuando leí que un deportista sueco había tirado su medalla al suelo ... lástima que fuese por una rabieta por la decisión arbitral.

Si Phelps, Gasol, Nadal, Federer, Kobe, Ronaldiño, Mesi.... y otros tantos deportistas significativos les hubiese importado un poco menos la "gloria deportiva" y la pasta que reciben de sus patrocinadores y hubiesen dicho que no querían medallas manchadas de sangre estos juegos sí que se recordarían por algo verdaderamente importante.

Caco said...

El caso es que sí que ha habido deportistas que han firmado una carta, alguno con posibilidades de medalla. Pero español... ni uno. Curioso como la solidaridad choca con el bolsillo.
Chillar aquí, sí que chillan, pero a favor del que está en el poder. El silencio de Deferr en el pasado cuando trincaba del gobierno popular se ha convertido en un grito a toro pasado... valiente.

Caco said...

Al primer anónimo le parece "feo" vivir de los padres hasta los 40... Yo mantuve mi táctica: " De casa de mis padres no me sacan ni los GEO " Y, con 44, sigo en la casa. Mis padres ya no viven pero por si acaso he repartido a mis 4 herman@s y aquí sigo: todo para mí. Jardincito, piscina y servicio heredado... Vivo como Dios y a tí, claro, te jode. Pues nada, sigue destilando rencor mientras yo me doy un chapuzón en mis dominios.

Beau, como también le jode, te rindo pleitesía. Te superas. (casi tanto como el mendrugo escribiendo. Va a llegar al nivel de los carteles escritos por los mendigos rumanos )