Sunday, August 24, 2008

La tragedia de la política eugenésica china

Hoy concluyen los Juegos Olímpicos de la Vergüenza. El régimen chino volverá a asombrar a medio mundo con un espectacular acto de clausura, ejecutado al más puro estilo militar, tal y como aconteció en la celebración de apertura. Sin embargo, una vez que se apaguen los focos y la atención de los medios internacionales se desvíe hacia otros lugares y acontecimientos, más de 1.300 millones de chinos continuarán con sus vidas bajo el férreo control del gobierno comunista.

La parodia ha llegado a su fin y ninguno de los principios y valores que dice defender el Comité Olímpico Internacional (COI), centrados en la defensa de los derechos humanos, será tenido en cuenta por el Estado totalitario chino. Y es que el control gubernamental se extiende hasta límites insospechados, traspasando los propios de una economía planificada y llegando a inmiscuirse en las relaciones íntimas y familiares de los individuos.

Es el caso de la denominada eugenesia y la política de control demográfico, que durante las últimas décadas se ha cobrado la vida de millones de niños ocultos bajo el manto del anonimato, gracias a la impermeabilidad informativa que impone el régimen. El Gobierno se vanagloria de su política de un solo hijo. Una medida que, incluso, ha sido aplaudida por determinados sectores en occidente con el fin de limitar el crecimiento de la población china.

¿Cómo reaccionaría usted si el Estado le prohibiera reproducirse o contraer matrimonio con quien desee? Sin duda, una medida de estas características sería tildada de fascista y opresora. Pues esta es, precisamente, la realidad que tienen que sufrir cientos de millones de familias que viven bajo el yugo de la República Popular. A finales de los años 70, el Gobierno impuso la ley de un hijo por familia para limitar un aumento demográfico que, según muchos, sería “insostenible”. Término éste último que, por cierto, se emplea mucho hoy en día para referirse a la defensa del medio ambiente mediante la “necesaria” limitación del desarrollo económico.

Sus efectos han sido trágicos. La anticoncepción y el aborto son las piedras angulares de esta ley. El régimen aplica, además, amplios programas de esterilización obligatoria bajo excusas médicas o la implantación de dispositivos intrauterinos. El infanticidio también es algo corriente entre la población.

Muchos padres de familia se ven obligados a escoger entre tener un hijo varón, que los sostendrá a ellos en su vejez, o una hija, que contraerá matrimonio en el futuro y vivirá fuera de casa con su marido. Como resultado, se ha extendido el repudio hacia las niñas chinas. Muchas de ellas son asesinadas o abandonadas en las calles, en caso de que la madre no haya podido interrumpir antes el embarazo mediante el aborto.

Quienes no acatan la norma de un solo hijo reciben cuantiosas multas, son sometidos a la confiscación de bienes e, incluso, al despido de su trabajo. En la actualidad, se calcula que China carece de cerca de 30 millones de mujeres aptas para el matrimonio. ¿Se imaginan un país como España formado tan sólo por varones?

A ello se añaden importantes consecuencias económicas. La población china envejece por momentos ante la falta de niños. Según un informe del banco de inversión Goldman Sachs sobre esta materia, China se verá abocada a un importante desequilibrio poblacional en las próximas décadas. El denominado ratio de dependencia (suma de personas demasiado jóvenes y demasiado mayores para trabajar dividida entre la población activa del país) rondará el 50 por ciento en 2030, frente a menos del 40 por ciento en estos momentos. Para 2050, cada 10 trabajadores chinos comprendidos entre los 15 y 64 años estarán manteniendo a siete niños y personas mayores. Es decir, un ratio de dependencia próximo al 70 por ciento.

¿Resultado? La renta per cápita de los ciudadanos se verá seriamente limitada, al tiempo que el sistema de jubilación se verá abocado a la quiebra. No habrá suficiente mano de obra para mantener a un creciente número de personas inactivas. Los chinos que nacieron antes de 1979, cuando pasaron a engrosar la población activa en la década de 1980 y 1990, tenían menos jóvenes dependientes que cuidar que las generaciones anteriores. Este incremento de la población activa en relación con el resto de la población, contribuyó en un 15 por ciento al crecimiento económico del país desde 1982 a 2000, según los cálculos de Naciones Unidas. Sin embargo, dicho ratio entrará a partir de ahora en déficit debido al escaso número de jóvenes y las restricciones migratorias que el Gobierno aplica sobre la población rural.

Según el censo oficial chino, cada mujer tiene 1,2 hijos, mientras que la tasa de fertilidad ascendía a 2,7 en la década de los 70. Por último, el régimen comunista aprobó la denominada ley china de Salud Maternoinfantil, que entró en vigor en 1995. Se trata de una norma eugenésica destinada a que tan sólo puedan procrear los “mejores hombres y mujeres chinos”. En esencia, esta medida consiste en eliminar a todos aquellos niños que nazcan con algún tipo de tara o defecto, tanto físico como mental. Los discapacitados han de ser sacrificados por del “bien común” de la República.

Artículo 16: Si el médico diagnostica una enfermedad genética grave (entiéndase dolencias genéticas, determinadas enfermedades infecciosas, trastornos mentales y defectos físicos) a una pareja casada en edad de procrear o sospecha que la padece, brindará a dicha pareja la asistencia médica necesaria, y ésta adoptará las medidas prescritas por el facultativo. Es decir, aborto obligatorio.

Artículo 10: Después de practicar el examen premarital (obligatorio para todas las parejas chinas), los médicos darán a los contrayentes las explicaciones del caso y la asistencia necesaria si se ha diagnosticado una enfermedad genética grave que, desde un punto de vista médico, los torne inaptos para procrear. Así, sólo podrán contraer matrimonio si ambos aceptan adoptar medidas anticonceptivas de larga duración o someterse a una operación de esterilización.

Así se las gasta el Gobierno comunista. El baluarte este año del denominado “espíritu olímpico” que, en teoría, se levanta sobre la defensa de los derechos humanos. Espero, al menos, que hayan disfrutado de esta vergonzosa farsa.

POR MANUEL LLAMAS FRAGA

13 comments:

Anonymous said...

y con la clausura se ira tambien todas vuestras energias en desacreditar a china, si es que no abeis podido coger peor momento, y si espiritu olimpico se levanta sobre la defensa de los derechos humanos, bien podiais acordaros de otros sitios, donde no se respetan por ejemplo, guantanamo, irak, afganistan, y mas, y mas, y mas, porque cuando pretendeis defender los derechos humanos solo lo haceis hacia un lado, haciendolo de esta manera quedais desautorizados moralmente, es facil de entender solo basta con pensar un poco y mirarce las miserias propias, antes que las de otro.

antonio ,,, ,,,,

supersalvajuan said...

Una vergüenza lo de los "Estados occidentales".

Anonymous said...

"es facil de entender solo basta con pensar un poco y mirarce las miserias propias, antes que las de otro. "

Sí, todo es la misma mierda, te comprendemos. Es lo mismo un ciudadano enchironado por "largar" demasiado contra el régimen que un terrorista enjaulado después de que lo pillaran con las manos en la masa: son lo mismo porque, al fin y al cabo, los dos están en la cárcel. Todo es opinable, te comprendemos.

Beau Brummell said...

Un buen final, sí, debo reconocerlo:”…mirarce (sic) las miserias propias”. Sin duda alguna estamos ante una demostración de coherencia, garrulo, y te felicito por ello, porque tú no sólo las miras sino que las exhibes; algo que nos ayuda a situar tus opiniones en el lugar adecuado: el cajón del esperpento. No obstante, reconozco que leo tus escritos con deleite, tanto por el exotismo de tu prosa como por el fuste narrativo que demuestras. El uso pedestre que haces de los signos de puntuación, los acentos y las palabras me retrotrae a la épica rural de Faulkner; tú ya me entiendes.
Sin embargo, me sorprende — todo lo que puedo sorprenderme al ser testigo de tu peripatetismo a diario— que todavía no hayas logrado comprender que Olímpico Desprecio versa sobre China y los JJOO de Pekín. Me temo que debo ser duro contigo: Garrulo,¡copia 40 millones de veces “China”!; no aceptaré el doble espacio ni el uso de ordenador o máquina de escribir. Con todo y con eso, intuyo que después de leer el último escrito de Olímpico Desprecio el miedo te atenazó, porque sospechas que si tú fueras chino estarías en el primer lugar de la lista de candidatos a la emasculación: tu nivel intelectual así lo recomendaría. Por suerte para ti y para nuestra desgracia, no vives en China.
Desde el primer momento, tú y otros miembros de la cofradía de la estolidez os esforzasteis en introducir cuestiones ajenas a la temática de Olímpico Desprecio; aunque con buen criterio, los autores del presente blog no entraron al trapo. Vuestro comportamiento delata la carencia de argumentos que caracteriza a un garrulo sectario, ya que ante la imposibilidad de negar lo evidente sólo queda una herramienta: la pamema rebozada en filfa; sea ésta mediante el “discurso” de un garrulo analfabeto o el intento de establecer comparaciones con problemáticas, países y situaciones tan dispares entre sí, como la prosa de Siegfried Sassoon con la tuya, lerdo. Soy consciente de que sabes poco y comprendes aun menos, garrulillo, pero no por ello dejaré de sorprenderme de la soberbia del ignorante, que tú demuestras cuando te consideras capacitado para “desautorizar moralmente”. De la misma manera en la que yo abriré un blog en breve—Comentarios con pedigrí—, te sugiero que hagas lo mismo, en él podrás expresar ( “hablar” que diría Cerberus) ese batiburrillo (el diminutivo te queda que ni pintado) de…no sé…¿ideas, pensamientos? Sin embargo debes ser cuidadoso, rústico, porque con la capacidad que demuestras al aporrear el teclado, lo lógico sería que cometieras muchos gazapos (observa lo generoso que soy contigo, mondo) y en lugar de “derechos humanos” escribieras “deshechos humanos”: yo pensaría que es tu autobiografía.

S. affmo.

Beau Brummell

P.D.- Puede ser que con esa extraña obsesión que demostráis los asilvestrados por comer con las manos todo se deba a la grasa que rezuman tus dedos y que interfiere en el funcionamiento del teclado. ¿Te lavas las manos de vez en cuando? Sospecho que no lo haces a menudo y que justificas la negrura de tus uñas con un pesaroso y sentido “estoy de luto”. Por cierto, garrulo: si te encuentras con Cerberus, dile que aparezca por aquí de nuevo: me apetece cornearle. Ya sé que no tiene ningún mérito, es como robarle a un niño sus golosinas; pero me desternillo cuando observo sus volteretas sobre el albero. Ciao caro.

Anonymous said...

brummell en el blog telon de seda he dejado una contestacion para ti querido, no te la pierdas me a salido redonda, ya me as dicho otra vez tu blog, y aunque sea por cortecia te visitare, dado lo amable que estas siendo conmigo, y perdiendo tu apreciado tiempo, me siento honrado de veras, creo que he empezado a quererte a mi manera claro, oye beau espero me contestes aqui con lo del telon de ceda vale, porque ayi no me dejastes nada, o no te as atrevido, querido brummell a ti no te censuran por muchas mamarrachadas que digas, juegas con ventaja, y eso que eres el mas preparado, que si no, te quedabas a la altura de una babucha, querido brummell el pedigri no hace cazar al perro, cualquier chucho bien enseñado caza mas, lo entiendes beau, es igual a decir mucho saco para tan pocas nueces, noto que con lo preparado que estas repites los mismos calificativos uhhh me estas desfraudando.

antonio ,,, ,,,

Alberto said...

Hay que mencionar también la tremenda violencia que habrá en la sociedad cuando gran cantidad de jovenes varones no encuentren mujer para emparejarse. Los problemas de delincuencia y desintegración van a dejar a los polígamos paises musulmanes como oasis de paz.

fmop said...

Fuera el COI.

Anonymous said...

Luis,

Entre el 2002 y el 2005 tuve la oportunidad de ir a China varias veces por razones profesionales y hablar de este tema con algunos de nuestros empleados. Me explicaron que desde que el gobierno se había dado cuenta de las consecuencias a largo plazo de la política demográfica que describes, se había empezado a autorizar a las parejas en las que ambos cónyuges fuesen hijos únicos y descendientes de hijos únicos a tener un segundo hijo. En cuanto a repudiar a las niñas (o abortar cuando en cuanto se sabe que el feto lo es,) me dijeron que eso se daba principalmente en el interior del país y las zonas más rurales. De las tres personas con las que hablé, dos tenían hijas y pensaban que para cuando les llegara la edad de casarse, habría tantos pretendientes que no tendrían problema en encontrar uno que fuese millonario y asegurase tanto el futuro de su hija como el suyo. La información anterior no es una muestra representativa de China en general, pero por lo que me decían, es una actitud común entre jóvenes profesionales en las grandes ciudades comerciales / industriales de la costa.
Un saludo,
norsk

Anonymous said...

Disculpa, Carmelo (no Luis)
norsk

octopusmagnificens said...

"Siempre negativo. Nunca positivo".

Anonymous said...

Lo positivo es aqui en china tenemos un coeficiente medio de 110 mientras que en Espana es de 96 (100 es lo que se considera normal). Basicamente, en Espana lo que se fomenta es ser oligofrenico y vago (poned la tele un poco y ya os dareis cuenta). Respecto al desequilibrio hombre / mujer en el futuro, pues importaremos mujeres... para algo esta la balanza comercial positiva.

Anonymous said...

Si es cierto que en China tenemos una eugenesia estatal. Pero yo pregunto una cosa, si no hace eugenesia, lo que se hace es disgenesia. Si o no??? Ya que no hay punto medio... salvo que hicieramos a proposito personas con defectos para mantener el numero de personas defectuosas. A lo que voy,es que en Europa y en Espana tenemos disgenesia estatal... Es decir el estado fomenta que los europeos sean mas "tontos" y debiles para que dependan mas de el.

Anonymous said...

querido brummell la grasa es necesaria para tener un optimo transito intestinal, ahora comprendo lo que te pasa, al no ingerirla estas estreñido de hay tu mala leche, mal humor, y agresividad, oye tu dureza me la paso yo poy el arco del triunfo, beau tu no le das miedo ni a mi nieta capullo, me sorprendes beau quieres cornear a cerberus, no le puedes hacer nada, pues tienes los cuernos retorcidos, a proposito tu que metistes la familia en esto, tu señora no sera de esas repimpoyas que se pasean por las obras para que los albañiles le digan guarradas, joder tengo la libido a tope.

antonio ,,, ...