Friday, August 22, 2008

Mezclar política y deporte

La principal defensa tanto del Comité Olímpico Internacional como de algunos críticos de este blog (personajes algo menos importantes que el COI, pero de mucha mayor presencia en esta página) para ahogar las críticas a la celebración de los Juegos Olímpicos en una dictadura totalitaria como es la china, es la de no mezclar política y deporte. Una crítica que tiene algo de sentido, y que por eso mismo merece la pena abordar con un poco más de detalle.

No es infrecuente que las dictaduras, especialmente las totalitarias, empleen el deporte con fines políticos. Al fin y al cabo, resulta una forma relativamente barata de demostrar su superioridad sobre las naciones decadentes y capitalistas, y nadie puede protestar, porque nadie puede protestar, de que se estén dilapidando recursos con este fin que serían más necesarios para, no sé, evitar que la gente se muera de hambre. De ahí que resulte natural intentar separar deporte de política, y la obsesión de unirlos huela mal.

Desgraciadamente, en este caso no resulta aplicable esta regla, por lo general bien sana. No porque los atletas compitan por sus países, sino por aquello que se ha dado en llamar el "espíritu olímpico", que ha asociado los Juegos con una cierta idea de hermandad y amistad universales entre los pueblos. La idea de que las naciones competirían entre sí en pruebas deportivas y no mediante las armas, pese a resultar una tontería para cualquiera que sepa por qué hay guerras en el mundo, ha quedado grabada en la mente de quienes contemplan los Juegos, siendo además promovida por el COI. Y esa es una idea esencialmente política.

A nadie le importaría un carajo que se celebrara un Mundial de Fútbol en China, porque esa competición no tiene asociada ninguna carga extradeportiva. Pero los Juegos sí. Intentar ahogar las críticas a la celebración de los Juegos en Pekín aduciendo que no se debe mezclar política y deporte carece de sentido cuando desde su misma génesis los Juegos Olímpicos tienen un elevado trasfondo político, de lo más buenista, que se contradice con la cruda realidad de la falta de libertades existente a las puertas de la Villa Olímpica.

POR DANIEL RODRÍGUEZ HERRERA

9 comments:

Cerberus said...

En el fondo querido Daniel, lo que más os preocupa es que China se convierta como un modelo alternativo del sistema que estais acostumbrados. Un miedo bastante razonable viendo que además de ser un alternativo encima podría ser válido.

lalala said...

Bravo, Pateras!!!

octopusmagnificens said...

A decir verdad, la crítica a la elección de China como sede de los juegos olímpicos es totalmente respetable y goza no de algo sino de mucho sentido. No así los intentos de una vez realizada la elección, boicotear la buena marcha de las competiciones y las ilusiones de un pueblo de casi mil quinientos millones de personas. Esta actitud, esta negatividad, este comportamiento destructivo que hasta ahora sólo habíamos visto en la ralea ultra izquierdista, debería sacaros los colores. Es vergonzoso. Si es que ya el hecho de crear un blog anti, anti lo que sea, en vez de pro algo, tendría que llevaros a reflexionar sobre vuestra conducta. Os lo está diciendo mucha gente y no hacéis caso.

Dos puntualizaciones importantes:

1. La "dilapidación de recursos" en los juegos puede juzgarse por sus hechos, y estos son irrefutables: ¡contemplad el medallero y asombraros ante el poder de China, que lo lidera con 47 oros! ¡Enmudeced ante la fuerza de esta potencia emergente! Y en el cómputo general de medallas es segunda con 89, ¡sólo superada por los EEUU con 102! China ha hablado. Ahora, quien quiera escuchar que lo haga.

2. En China no hay nadie que "se muera de hambre". Quien afirme lo contrario falta a la verdad. Los chinos están bien alimentados, de hecho mejor alimentados y más delgados que los occidentales, que sufren una pandemia de obesidad caricaturesca. Mirad los traseros de nuestras mujeres o las barrigas de nuestros hombres. ¡Hambre en el mundo es lo que hace falta! No me canso de repetirlo.

Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
CanCerbero said...

A mi me parece un esperpento ver a la gente riendole las gracias a China, luego pasa lo que pasa y así les va.

Le rieron las gracias a Hugo Chávez, y allí lo tienen, humillando al mundo por un poco de petróleo.

Lo hicieron con Hitler, lo hacen con cuanto dictador "simpático" se les cruza en el camino, y luego pasan las cosas.

Y en cuanto al que me antecede, contundentes tus argumentos, me has dejado para pensar al menos un mes.

Argonaut said...

China como modelo alternativo al sistema que tenemos. Ardo en deseos de probarlo. Ya no dormiré por las noches, esperando el libérrimo día en que una burocracia ilimitada me permita ganar mil medallas de oro. Y ser más delgado.

Anonymous said...

cancerbero te recuerdo que chavez lo a puesto hay su pais votandolo no te columpies, tambien te recuerdo que cada cuatro años, si a ti te gusta otro covence a los venesolanos para que lo voten, particularmente me parece que piensas bastante menos de lo que dices.

@lfredo said...

Oye, anónimo, ¿tú vives en Venezuela? Si no es así, entonces me imagino que eso explica tu supina ignorancia de lo que está ocurriendo en mi país. ¿Que a Chávez lo han votado?, por supuesto. ¿Eso lo hace demócrata?, claro que no. Lo que sí lo convierte es en un autócrata plebiscitario, o sea, en un mandón militarote-gorilón que busca legitimidad en un proceso de votación. Pero claro, sólo la votación que le convenga a él. Porque la realidad es que gracias a la gran cantidad de dinero que maneja a su corruptísimo antojo, destinado a promover el populismo electorero más barato, es por lo general que las anteriores votaciones le fueron muy provechosas.
Pero como no todo es política del anzuelo, y ese anzuelo no es más que demagogia mas corrupción e ineficiencia, es por eso que se le descalabró el plan el año pasado de cambiarnos a una constitución a su medida.
Y como prueba más clara de que este infecto personaje no respeta la más mínimas reglas de la democracia, ¿sabías que este mandón y su caterva de diputados aduladores anda aprobando leyes que fueron rechazadas en el último plebiscito que se efectuó en diciembre pasado, violando todos los preceptos constitucionales vigentes?

Así demuestro que el que piensa menos de lo que dice eres tú.